sábado, 7 de junio de 2014

Cavalls de vent reducida

Aprovechando que el 9 de junio es festivo en Barcelona decidimos ir a hacer un trekking con los niños. La Cavalls de Vent siempre nos ha parecido una ruta muy interesante pero demasiado exigente para hacerla con los niños,  encontramos una forma más tranquila de poder hacer parte de la Cavalls de forma circular empezando por el refugio del Rebost y haciendo noche en el refugio Pic de l'Àliga y en el Refugio Sant Jordi.

Mapa mini Cavalls de Vent (en rojo nuestra vuelta circular)

Día 1 - refugi Rebost - refugi Niu de l'Àliga
Son unos 8 km y 900 mts de desnivel positivo desde los 1.640 mts a los 2.510 mts.

Tardamos un poco más de 3 horas y media, teniendo en cuenta que empezamos desde la carretera que lleva al coll de Pal justo en un minúsculo parking cuando se cruza con el GR, vimos un pequeño cartel verde que indicaba hacia el refugio del Rebost y pensamos que aquel era el parking del refugio, un pequeño error y tuvimos que andar algo más de 15' para llegar al refugio del Rebost punto de inicio oficial.

Desde el refugio del Rebost asciendes por pista hasta el mirador dels Orria desde donde hay unas vistas espectaculares, además de una zona adaptada para realizar una barbacoa debido a que se puede acceder en 4x4.
Desde el mirador hasta la collada de Comafloriu asciendes por una sendero bastante marcado (es fácil solo tenemos que seguir las marcas naranjas de la Cavalls de vent), un poco hasta del llegar al collado paramos para comer los bocatas.
Desde el collado del Comafloriu pasas por la colladeta de Comabella y desde este punto hasta el Pic de l'Àliga nos encontramos con fuertes rachas de viento que nos obligan a abrigarnos bien y a coger fuerte de la mano a los niños para que no se los lleve el viento. Ahora entiendo algún desgraciado accidente en este punto por hipotermia en la cursa dels Cavalls de Vent.


El refugio del Niu de l'Àliga es muy amplio y confortable es casi un hotel, las chicas que lo gestionan son muy amables y la comida es aceptable. Eso sí no paró de soplar el viento en todo el rato que estuvimos en el refugio, según nos comentó la guarda sopla con fuerza 220 días al año.

Día 2 - refugi Niu de l'Àliga - refugi Sant Jordi

Esperamos a Marta y su pareja Oscar a que lleguen al refugio ellos están haciendo la Cavalls de Vent enterita en 3 días así que tienen que correr, han salido a las 8 AM del refugi Rebost y a las 10 horas ya están con nosotros en el Niu de l'Àliga. Empezamos la jornada juntos e irán a nuestro ritmo hasta más de la mitad de la jornada ellos ya correrán luego.
Está jornada es la más placida de los 3 días, tenemos todo el día para hacer 4 horas.
Empezamos bajando de la Tosa d'Alp por una tartera muy empinada, luego ya pasamos a un trekking más plácido por prados y bosques hasta el coll de Jou.



Empezamos la subida a Penyes Altes una subida pronunciada de 500 mts. nos llevan a disfrutar de las vistas de su cima 2.279 mts.
Una vez comido el bocata en la cima descendemos hasta los prados de Moixó donde nos despedimos de nuestros compañeros Marta y Oscar que continúan la ruta oficial dels Cavalls de Vent hacia el refugio de Serrat de les Esposes.


Nosotros tenemos que desviarnos en el coll de Moixeró siguiendo un cartell que anuncia la font del Faig que está justo al lado del refugio Sant Jordi, no hubiese estado de más poner también la indicación del refugio. Hay otra forma más segura de llegar al refugio de Sant Jordi por el coll del Pendís aunque das más vuelta.
El camino está poco marcado aunque hay algunas marcas y fitas, el camino es un poco perdedor pero llegamos sin problemas al refugio de Sant Jordi.



Los guardas del refugio son extremadamente amables y su perro Timbouk hace las delicias de Abril y Gerard, tenemos la mala suerte que llega una excursión de 14 niños con sus respectivos padres a hacer noche en el refugio, menuda cena nos dieron pero fue divertido. Es lo que tienen los refugios, al final cenamos con un par de parejas de Murcia y acabamos echando unas cartas a una especie de remigio más evolucionado.


Día 3 - refugi Sant Jordi - refugi Rebost
Son unos 10 km +800 mts desnivel y tardamos unas 4:30 horas
Las tres etapas son muy recomendables, pero especialmente recomiendo el inicio de esta etapa que recorre un hayedo increible, además en esta primera parte el desnivel es negativo así que el camino se nos hace muy agradable.
Hasta que llegamos a cruzarnos la carretera del Coll de Pal donde empieza la fuerte subida hasta la casa Millares que transcurre por verdes prados llenos de vacas.


Solo nos queda la subida final muy dura que hacemos a lo Killian para motivarnos.
Llegamos al refugi del Rebost que posiblemente sea el más chulo de los tres, tiene unas vistas impresionantes del Pedraforca, el Coma Bona y del Penyes Altes, además la pareja que gestiona el refugio nos pareció de lo más amable.
Desde el refugio solo nos quedan otros 15' hasta el coche.

Nos ha encantado el recorrido de la Cavalls de Vent y sorprendido la belleza del Cadí, no hace falta subir al Pirineo para encontrar montañas tan bonitas como estas.