domingo, 30 de diciembre de 2007

Montserrat - Agulla de l'Arbret (V)

En un muy frío día 30 de diciembre nos dirigimos a Montserrat a hacer una vía muy recomendable de la agulla de l'Abret, la vía se llama "On Mani Padme Hum" es una vía fantásticamente bien equipada con químicos los dos primeros largos, en varias reseñas la marcan como un V+, pero realmente no tiene mucha dificultad ya que los pasos clave están muy bien equipados. Tiene orientación sur para que en un día frío pero soleado se pueda hacer, eso sí no llegar antes de las 12 horas ya que el primer largo le da la sombra y os pasará como a nosotros que nos congelamos las manos.
La "On Mani Padme Hum" es la número 3 del croquis, el resto de vías no están tan bien equipadas.
La aproximación a la vía no es fácil ya que esta agulla está bastante escondida, intentaré explicarme de forma clara. Dejamos el coche en Can Maçana y despues de andar unos 30 minutos llegamos al refugio de Vicenç Barbé desde donde sale otro sendero muy marcado en dirección norte hacia Les Bessones. A los 10 minutos de salir del refugio, ojo si llegamos a un avenc quiere decir que nos hemos equivocado y que tenemos que volver por nuestros propios pasos, la clave está en seguir las marcas rojas que nos llevan a la Bessona Inferior, justo la hemos pasado a la izquierda hay que remontar una canal (seguir las marcas rojas), una vez en el collado que une Bessones con la Agulla de l'Arbret debemos descender un poco buscando el inicio de la vía, que se reconoce fácilmente por la hilera de químicos, nuestra vía está justo a la derecha de la placa metálica del inicio de la vía Aitor, nosotros tardamos una hora teniendo en cuenta que nos pasemos de largo y tuvimos que recular.

El primer largo es un IV+ muy bien asegurado y fácil, el único problema fue el frío que nos dejó los dedos sin sensibilidad y costaba avanzar, son unas 11 cintas en 45 mts., hasta llegar a la reunión que nosotros la hicimos dentro de la bauma para resguardarnos del frío (corresponde a la reunión de la vía Aresta Brucs), la reunión original de la vía está a la derecha de la bauma con dos parabolts y una argolla, pero realmente la reunión dentro de la bauma está mejor te puedes sentar cómodamente.
La salida del segundo largo es un poco delicada con un paso de V para colocarte justo encima de la bauma, luego empieza lo mejor de la vía que para superar una barriguita típica son 2 o 3 pasos de quinto asequibles y muy bien asegurados donde disfrutas y nosotros sobre todo porque empezó a darnos el solete y las manos lo agradecieron. El resto fácil IV hasta la reunión de dos parabolts.

El tercer largo nos tiene nada de especial es un largo de III grado hasta l'Arbret, no busquéis seguros que nos los encontrareis solo uno cerca de la sabina a mitad de largo, la reunión se monta justo al lado de l'Arbret. Las vistas desde aquí son impresionantes, para disfrutar en un día tan raso como el nuestro.


El descenso es un rapel de 50 metros, la instalación se encuentra continuando hacia la cima de la aguja y en una canal que desciende a nuestra derecha. El rapel es de los chulos y sin problemas muy vertical y un poco volado, en la mitad del rapel hay otra instalación por si vas con una sola cuerda de 60.
Es resumen una vía y una agulla muy recomendable, el grado asequible y la roca buenísima y unido a lo bien equipada que está la vía la hace única en Monserrat.

sábado, 13 de octubre de 2007

Navarro, 185m. V (Vilanova de Meia)

Aprofitant el pont del 12 d'octubre, quedem amb el Fili i la Lara per fer una parells de dies d'escalada a Vilanova de Meià, el plan es fer divendres una mica d'esportiva i el dissabte el repte major una via clàssica pràcticament dessequipada la via Navarro.
Una mica tard divendres tarda arriben al Contrafort de la Roca dels Arcs, una extensa franja que s'alinea paral·lela sota la Roca dels Arcs, es una zona amb abundància de vies fàcils molt equipades, perfecte per escalfar motors. Trobem a la Lara i al Fili fent artificial al sector de la Cova del Valent, es un molt bon lloc per practicar amb el cacharros d'artificial, nosaltres continuem i busquem algun cinquè per començar. Crec que el que acabem fent es el primer llarg de la via anomenada 'El esquiador cabezón' del sector ECAM, via recomanable fàcil que va repetir la Nuri també de primer. En aquesta zona es una mica complicat identificar les vies amb el llibre Xavier Buxó i Luis Alfonso 'Vilanova de Meià y zonas cercanas' (ISBN 84-607-4462-0) que està molt be sobre tot per conèixer els sectors i poder aproximar-te, després el detall de les vies es millor buscar-ho per Internet. Desprès anem a buscar quelcom amb mes grau ja que es trobem forts, i en el sector Conillet eixerit el Fili ens recomana la 24 i 25 dos 6a assequibles, però com es comença a fer fosc i tampoc anem tan sobrats fem un V+ just a la esquerra d'aquestes dues, s'accedeix pujant a un monticle protegit amb arbustos, la via resulta molt guapa sempre cap a la esquerra per evitar els desploms mes heavies, casi al final te un pas molt guapo, que si bloqueja's fort amb la detra i l'esquerra dintre l'escletxa es fàcil. Disculpeu però no tenim fotos, vam descuidar la càmera.
Finalment tenim que anar a dormir a Artesa de Segre, l'hostal Cirera està a tope, i es mes tot el poble està ple de Californias amb els típics escaladors amb rastas, VW, i gos que sembla el escalador estàndard de moda, collita del Fili ;-), l'hostal Muntanya no resulta gran cosa el llit es una merda, encara que dormin força be.



















Al mati d'hora anem a la fer la Navarro, que com he comentat abans molt millor que baixeu la ressenya d'Internet http://www.ressenya.net/php/vimprimible.php?id=353 ja que la del llibre no es tan bona, jo crec que seran uns 185 mts. , 5 llargs i tres hores, adjunto una foto amb el recorregut que es molt acurada, es clavat el camí que van seguir.


















Trobar l'inici de la via es fàcil ja que te una fletxa a peu de via, el itinerari es bastant evident sempre buscant el camí mes fàcil, a l'inici del primer llarg trobarem un buril sense xapa però una mica mes a la dreta i a uns 5 mts trobarem muntada amb cordinos una primera assegurança, jo vaig perdre bastant temps intentant col.locar algun friend o empotrador sense èxit, l'inici es fàcil i es pot fer sense assegurar gaire, mes endavant vaig poder col·locar un friend molt maco. L'escalada es molt guapa amb enormes cantos i bona roca, aquests dos primers llargs no tenen gaire descans son continuats i drets però disfrutes moltísim.























La primera reunió es munta sobre tres spits, la resta de reunions molt mes còmodes que la primera es munten sobre savines que resulta'n ser l'aliat perfecte en aquesta paret, tant per asegurarte amb passos intermitjots com per muntar les reunions.
El tercer llarg no es mes que un flaqueig de II sense compromís, que et deixa sota del que tindria que ser el punt mes complicat però no va resultar així, si seguixes la ressenya tens que sortir bastant cap a la dreta per evitar el sostre, muntar una assegurança sobre una savina i tornar a la esquerra ja sobre del sostre, sobre tot fer servir cintes molt llargues per evitar fregament, el pas de cinquè es un petit sostre que si t'ajudes d'una savina està xupat. L'últim llarg es perfecte per acabar l'escalada sembla fàcil però al final tens que donar-ho tot per poder acabar content amb l'esforç.


















En resum una via molt recomanable, clàssica poc equipa però fàcil de autoassegurarse, i grau assequible, l'inconvenient el de totes les vies d'aquesta paret el camí de retorn, es una tortura i mes si està mullat con va ser el nostre cas, relliscades i algun turmell torçat.

viernes, 24 de agosto de 2007

Monch (4.107 mts.)

Salimos el jueves de Barcelona con destino Zurich, nuestro plan es hacer el Monch y el Jungfrau dos 4 miles de los Alpes Berneses, una vez en Zurich cogemos un tren hacía Berna, luego otro tren hacía Interlaken y por último un tren a la bonita población de Grindelwald, donde pasamos nuestra primera noche en un hostel de nombre impronunciable Naturfreundehaus, el hostel está muy bien equipado e impecablemente limpio, en Suiza tienen obsesión por la limpieza, además las vistas de la norte del Eiger desde el hostel son impresionantes, el único inconveniente es que el hostel está situado a 20 min. de dura subida (rampas de más del 20%) de la población de Grindelwald.
Al día siguiente nos dirigimos a la estación de tren de Grindelwald para coger el tren con destino al Jungfraujoch, el cual y tras una parada en la estación de Kleine Schedegg sube atravesando el Eiger hasta el conocido como "Top of Europe" la estación más alta de Europa a 3.454 mts., es una hora y media larga de trayecto impresionante que por si solo ya vale el viaje. La estación del Jungfraujoch tiene unas vistas impresionantes del serpenteante glaciar del Alestch el más largo de Europa con 23 km y 1.000 mts. de ancho. El tren abarrotado de turistas sobre todo de Japoneses que suben hasta la estación a disfrutar de sus instalaciones con restaurantes, palacio de hielo, multitud de tiendas y con un ascensor que te sube 200 mts. en 5 segundos hasta el mirador de la estación.

Desde la estación de Jungfraujoch se coge un camino muy marcado hasta el refugio Mönchsjoch, que en unos 45 minutos durísimos donde empezamos a notar muy seriamente la altura, en cada paso nos tenemos que ir parando ya que nos cuesta respirar. Desde este camino observamos claramente el espolón sur del Monch y la ruta a seguir, ya se observan algunos escaladores que deben haber dormido en el refugio, nosotros continuamos hasta el refugio para dejar una de las mochilas. El refugio de Monchsjoch queda literalmente colgado de la montaña, sus instalaciones son más que correctas aunque los dueños no destaquen por su amabilidad.










La ruta normal del Monch comienza a tres minutos del refugio, ya con los grampones puestos empezamos a subir por las primeras dificultades de roca, pasos de segundo que se pueden asegurar mediante estacas metálicas estratégicamente colocadas para asegurar los pasos más complicados, nosotros no tardamos en encordarnos ya que el desnivel por la nieve es importante más del 40%, y algunos pasos de roca delicados mejor asegurarlos. Somos los penúltimos en empezar la ruta, y enseguida adelantamos a un par de Japoneses ya casi de la tercera edad que van muy lentos y que luego nos volveríamos a encontrar, también nos cruzamos con grupos ya de bajada, les preguntamos como está la arista cimera y nos comentan que muy delicada pero que han podido hacer cima, un alivio porque la dueña del refugio nos había comentado que hoy no había echo nadie cima porque la cornisa estaba muy peligrosa.

Con un cielo azul casi sin nubes y con una temperatura no muy fría, la subida al Monch no es complicada, el problema es la falta de aclimatación a la altura que nos provoca fuertes dolores de cabeza, y nos hace ir bastante lentos ya que tras cada esfuerzo notamos la presión en el pecho y el corazón parece que vaya a salir.
Llegamos a la parte final que es una afiladísima arista cimera, este tramo es muy aéreo y delicado, hay que tener precaución de no acercarse demasiado al filo de la cornisa, avanzamos lentamente y nos cruzamos con una pareja que regresa de la cima, un cruce delicado y continuamos hasta la cima. La cima es pequeña y sin ninguna cruz ni monolito que te indique que estas en la cima, la verdad no es necesario, estás en lo más alto y se nota, alrededor todas las montañas parecen más bajas, las vistas espectaculares, nunca había visto nada igual, al este el Eiger, al sur el glaciar del Aletsch, al oeste el Jungfrau y al norte el valle que se divisa hasta los lagos que rodean Interlaken. Como la cima no es muy segura clavamos los piolets y nos aseguramos, vemos la llegada de dos personas por la arista, hasta ahora estábamos solos en la cima, la pareja resulta ser de Catalunya, que casualidad 4 catalanes en la cima del Monch, nos hacemos unas fotos y descendemos, son las 14 horas, hemos tardado 3 horas en subir tranquilamente.

La bajada no es complicada, basta con asegurar los pasos clave. En el final de la arista nos encontramos a los 'Japos' y los animamos a seguir porque ya les falta poco, se animan y parecen decididos a hacer cima, pero al rato vemos que se han echado para atrás y que descienden detrás nuestro, al parecer quieren coger el último tren de bajada, luego nos los encontraríamos en el refugio resulta que no les dio tiempo, es que iban muy lentos.

Tras dos horas y media de descenso, llegamos al refugio, la Nuri con un fuerte dolor de cabeza, se toma un par de aspirinas y se tumba un rato. A las 19 horas la cena, no está nada mal, aunque no dan bebida, en el refugio la bebida en un negocio, de echo no hay agua más que una hora al día de 20 a 21 y es un fino hilillo que te sirve para lavarte la cara y los dientes.

Un par de fotos contribución de nuestros compañeros catalanes de la cima del Monch.
Al día siguiente nos levantamos a las 4 de la mañana con destino al Jungfrau, al igual que otros 4 grupitos que parece que tienen la misma intención que nosotros, cargamos las mochilas y con los frontales nos dirigimos hacia el Jungfraujoch para dejar la mochila más pesada, al llegar nos damos cuenta que no tenemos monedas y las taquillas de la estación necesitan 5 francos suizos, así que decidimos continuar cargando las mochilas y ya la dejaremos al principio del tramo rocoso. Desde el propio Jungfraujoch sale el camino que cruza el glaciar siguiendo una traza reciente de los grupos que llevamos delante, es una hora de cansado caminar, llegamos al que en realidad es el inicio de la vía de ascenso al Jungfrau, un espolón rocoso de tercer grado que parece equipado con estacas. Llegado a este punto decidimos no continuar, la Nuri sigue teniendo fuertes dolores de cabeza y ganas de vomitar, quiere continuar un rato más, pero yo estoy seguro que empeorará y decimos regresar. Regresamos al Jungfraujoch a celebrar el éxito del Monch y empezar a relajarnos el par de días que nos quedan por Suiza, visitando Interlaken y Zurich.

Desde el Jungfraujoch hay unos prismáticos, que nos permiten hacer el seguimiento de las cordadas que intentan el Jungfrau, vemos que todas desisten, la que más lejos llega alcanza la rimaya previa al collado del Rottalsattel, pero también desiste, demasiada nieve reciente que hace agotadora la ascensión, en dos días perfectos de climatología nadie a conseguido alcanzar la cima del Jungfrau, no es difícil pero si no hay buena traza es muy duro. Lo que nos confirma que fue una buena decisión desistir de nuestro intento.

Equipo utilizado: Casco, arnés, cintas largas, cuerda 6 mm. y 30 mts., crampones, piolet. Los sacos de dormir no fueron necesarios. Llevar agua hasta el refugio, nosotros subimos de Grindelwald 2,5 litros por cabeza.

Presupuesto: De 300 a 400 € el vuelo a Zurich depende de escalas y horarios. Tren con Swiss Card 113€ te permite el viaje de ida y vuelta del aeropuerto a destino y 50% de descuento en el resto de trenes que tomes en un mes, sale a cuenta ya que el tren al Jungfraujoch nos salió por solo 50€ el precio normal son unos 100€. El hostel de Grindelwald por 54€ y el refugio del Monch por 60€ con cena incluida.

domingo, 29 de julio de 2007

Via Chani (La Falconera - Garraf)

Empiezo esta crónica no recomendando la vía Chani, porque el mal rato que hemos pasado para hacerla así lo sugiere y para que otros pardillos no se aventuren. Aunque mirándolo una vez que ya ha pasado todo la vía no esta tan mal, si no tenemos en cuenta que la roca está muy descompuesta, que está llena de matojos, que la vía es sobre todo muy perdedora y que los anclajes son escasos y muy deteriorados, y si miramos la parte positiva es que al final lo conseguimos y que fue una aventura de las que se recuerdan.

Con el fin de informar por si alguien se quiere aventurar facilito la información recogida de la revista natura i aventura sobre la vía (http://www.naturaiaventura.com/articles/viachani.pdf), que son los culpables de que nos animáramos a hacerla. Corregir que el acceso se hace por la C-31 en el Km 172 y que hay que dejar el coche en la entrada de la fábrica de cemento y luego coger el camino que pasa por un par de túneles inferiores de la c-31 y c-32, para luego remontar una pista que los lleva tras 15’ de pateo al árbol donde montar el rápel.
Lo mejor con diferencia de la vía es su aproximación, son unos rápeles espectaculares, un primero de 25 metros que te lleva a la entrada de un ‘avenc’ donde tenemos que montar el segundo rapel, este lo podemos hacer de una sola tirada como lo hicimos nosotros son 50 metros, pero yo recomiendo hacerlo en dos o incluso en 3 veces, ya que están equipado para ello y así no corres el riesgo de que se te quede enganchada la cuerda cuando la recuperas, ya que es muy fácil que eso pase y entonces el problema es muy gordo. OJO tener en cuenta que una vez echo los rápeles la única salida es hacer la vía, así que hay que tenerlo claro antes de empezar.
Una vez hechos los rápeles tenemos que caminar por el terraplén hasta un pasamanos de cuerda que nos acerca a la primera reunión. Aquí lo que tenemos que hacer es seguir flaqueando, sobre todo no ganar altura como hicimos nosotros porque el tema se complica muchísimo, en el flanqueo encontraremos algún buril ‘rovellat’ hasta llegar a un par de chapas que nos sirve para montar la reunión, según el croquis esta sería la R0.
Desde aquí empezamos a subir y tras pasar una parte muy fina llegamos al paso más complicado de la vía, lo reconoceréis porque hay montando un ‘pont de roca’ que nos servirá para asegurarnos y ayudarnos a superar el paso, luego el tema es más sencillo hasta la reunión. El segundo largo empieza muy vertical y la vegetación nos llevará a la derecha, hasta llegar a un bloque de piedra que es complicado de pasar ya que queda un paso estrecho y con un matojo en miedo que lo complica aún más, llegamos a una canal llena de tierra y descompuesta, llevamos un buen rato sin encontrar ni una chapa ni un triste buril así que decido montar una reunión en este punto porque no lo veo claro. Utilizo para ello un friend y un empotrador que no quedan muy fijados pero yo estoy muy bien de pies y le digo a la Nuri que ya puede venir.

En este punto estamos un poco artos de la vía y achicharrados por el calor, empiezo el tercer largo y descubro encima de la canal lo que es la tercera reunión equipada, como la anterior no ofrecía muchas garantías la monto y hago subir a la Nuri. Visto lo que nos queda que es una placa mal asegurada con un par de buriles y bastante derecha, decimos buscar un camino de salida alternativo por la derecha, donde aparentemente con pasos de tercero llegaremos a la cima. Realmente fue un poco más complicado pero conseguimos llegar a la cima no sin sufrir un poco más.

Una vez en la cima solo queda buscar el sendero que hemos utilizado en la subida y para el coche.

Realmente este mundo esta lleno de vías preciosas y que te hacen disfrutar, y no vale la pena malgastar tiempo y energías en este tipo de vías.

domingo, 3 de junio de 2007

Ascensión al Aneto 3.404 mts.

Menuda aventura la del Aneto, lo que debería haber sido una ascensión sencilla al Aneto por la via Normal norte, se complicó de una manera expectacular debido al mal tiempo, lo que realmente la hizo mucho más emocionante y difícil de lo previsto.

Pues bien empezamos como siempre dejando los niños con los abuelos y nos dirijimos a Benasque, después de 4 horillas escasas de coche, no plantamos el sábado en los Llanos del Hospital, donde nos habíamos pillado una habitación, que lujazo de hotel, están todos los detalles cuidados, muy recomendable pasar un finde en este hotel ya que aunque bastante caro la calidad de la ubicación y de las instalaciones bien lo valen, aunque sea solo una vez.

Nos despertamos el Domingo a las 4:30 y entre meternos un atracón en el buffet del Hotel, que es un punto que a estas horas de la mañana ya lo tengan preparado, y que se nos olvidó la bolsa de los bocatas, empezamos a patear a las 5:50 desde el parking de la Basurta, que estaba a tope de coches, lleno de furgonas Volswagen que parece que las regalen. Hacemos una parada técnica en la Renclusa (2.140 mts.) y nos damos cuenta de la multitud de peña que tiene previsto subir al Aneto, varios grupos de 20 personas, en total un reguero de 100 personas subiendo por las rampas de bloques de granito.

Ya nos empezamos a dar cuenta de que el tiempo no nos acompañará, una boira muy espesa se identifica en las cumbres del pico de la Renclusa, y la nieva hace acto de presencia en las duras rampas de los Portillones, decidimos ponernos ya los crampones, porque la abundante nieve unido a las pendientes parece ser lo más prudente. Uff que dura la subidita hasta el Portillón inferior. De aquí a la izquierda para rodear la cresta de los Portillones hasta la brecha del Portillón Superior (2.850 mts). La visibilidad es cada vez peor, y en este punto es nula, bajamos por la brecha y seguimos la traza muy marcada de la nieve, y las figuras que se identifican entre la niebla. La verdad es que si no fuera por la traza tan marcada de la nieve que no nos atreveríamos a seguir, no se ve nada, como mucho 3 metros, y cada vez peor, no nos paramos ni para mear, no lo veo nada claro si esto sigue así habrá que desistir.


Empezamos a subir por una dura ladera, ya no vemos a nadie, solo a veces un grupito que lleva delante uno que parece que conoce muy bien la ruta, el tiempo empeora, nos encontramos a dos que bajan y les preguntamos como está el tiempo arriba, nos dicen que peor que hace una mucha ventisca, tengo la sensación que nos podemos perder en cualquier momento, estamos haciendo zig-zag en unas duras rampas. Llegamos a un lo que parece un collado y vemos varios grupos que parece que desisten y que toman el camino de vuelta. El frio empieza hacer mella, la verdad es que no vamos equipados para este tiempo, sin guantes, ni gorro, ni buff.



Las rampas son durísimas, el viento sopla muy fuerte, la sensación de frio es importante, la Nuri empieza a poner cara de que no lo ve nada claro, le digo que una vez arriba de estas rampas, tomamos la decisión y volvemos, no parece viable hacer hoy la cima. Cada 10 metros paramos para tomar aire pero poco, porque el frio y el viento hielan.

Diviso un grupito en lo que parece el final de la rampa, me adelanto un poco, y veo que están contentos, espero que llegue la Nuri y les preguntamos si estamos ya en Coronas, me dicen que no que estamos en la antecima, no nos lo podemos creer son las 10:30 y hemos llegado, increible nos ponemos muy contentos, pero me comenta que no se puede pasar el paso de Mahoma, que está helado lleno de escarcha, mierda que putada, me acerco para comprobarlo yo mismo y es cierto tiene muy mala pinta, sopla muy fuerte el viento y la piedra está llena de escarcha, sigo preguntando y nada, nadie a pasado. Bueno sin guantes y con la pinta que hace la roca, imposible.
Desistimos nos comemos un bocata, lo más rápido que podemos, porque nos estamos congelando, intento atar los piolets a la bolsa y se me congelan los dedos, no puedo, lo tiene que acabar de atar la Nuri. Venga corriendo para abajo, que nos congelamos. Seguimos preocupados porque la visibilida es nula, y nos volvemos a quedar solos entre la niebla, vemos algún que otro esquiador que dicen que en 10 minutos están abajo, que suerte, tiene que molar bajar esquiando.

De tanto frío, a mí me cuesta horrores recuperar la sensibilidad de los dedos, y la Nuri está de lo más graciosa son el flequillo congelado, imposible quitarle el hielo, es una pasta dura de pelo y hielo. Llegamos a la brecha del Portillón junto con un grupo muy nutrido de gente, hacemos cola y pasamos ya más relajados y contentos.














Bajamos las rampas del Portillón, la bajada es rápida por la cantidad de nieve, clavar talón y para abajo. El trozo más pesado es bajar por los bloque de granito hasta la Renclusa. Nos pedimos un café con leche y nos comemos el bocata, son las 12:30 y vemos llegar gente, resulta que pocos han llegado hasta la antecima, muchos desistieron antes por el mal tiempo. Cero que solo hemos echo cima los 14 que estuvieron con nosotros, y pocos más.


En resumen una ascensión para recordar, por el tiempo y porqué tendremos que volver, no hemos echo cima, y nos queda el famoso paso de Mahoma, y además no hemos visto nada del paisaje.

lunes, 30 de abril de 2007

Escalada en Malanyeu (vía Francesc Sunyol V+)

Aprovechando el puente del 1 de Mayo teníamos intención de ir a subir el Aneto, pero las previsiones del tiempo no lo recomendaron así que decidimos cambiar de plan e ir a hacer algo más cercano. Jordi nos recomendó ir a esta zona de escalada en Malanyeu, que según él es un 10 por la situación, el tipo de roca y el aseguramiento, luego veríamos que tenía toda la razón.




















Después de dejar los niños con los abuelos subimos por la tarde en dirección a Berga, hace un tiempo de perros lloviendo y con un cielo negrísimo. Una vez pasada la termica de Cercs a mano derecha hay el desvío de la Nou de Berguedà, es mejor llegar a Malanyeu por esta carretera ya que aunque haces algún km. de más, la carretera es más ancha y rápida que si coges el desvío de Malanyeu.




Malanyeu es un paraje idílico, verde y tranquilo, son cuatro casas dispersas y los lugareños reservados pero amables, nosotros pillamos una habitación en Can Anglada un hostal que es la primera casa del pueblo, y que por 20€ duermes y te dan un almuerzo con pan tomaquet i embotit de la terra que es perfecto para empezar la jornada.

A la pared del Desvessó que es una de las cinco zonas de escalda que hay en Malanyeu se accede por un camino en bajada que se toma a la izquierda casi al final del pueblo, cuidado con los cables para el ganado ya que están eletrificados, y que si te pasa como a mí que tocas cable y el poste, te mete un rampazo importante. Llegamos a la pared después de unos 20 minutos por una pasaje agradable entre pinos y cruzando un río, importante no salirse del camino ya que es una propiedad privada y no hay que molestar más de lo necesario.

La vía escogida es la Frances Sunyol una vía a la izquierda de la pared del Desvesó, la entrada a las vías es clara todas tienen un pequeño claro protegido con arbustos que te sirve para guardarte del sol, ya que le dá el sol de lleno y que a nosotros para ser 30 de Abril y con la que cayó el día anterior quien lo iba a decir que nos achicharraríamos de calor.





Esta vía son tres largos el primero de V grado es asequible, la roca es excelente muchas presas y adherencia bastante buena para los pies, tienes varias posibilidades para hacer la vía ya que la pared esta llena de agujeros y regletas, hay que buscar la mejor opción pero tampoco pararse mucho tiempo ya que casi todo vale.

El segundo largo es bastante fácil IV+ , las reuniones están muy bien equipadas con tres parabolts, cadena y argolla para rapelar, el único inconveniente de estas vías son los arbustos que te complican el paso de la cuerda sobre todo en los rapeles.

El tercer largo es el más duro VI- (o sea V+) pero también el más guapo, la primera parte es un flaqueo hacía la izaquierda para encontrarte con un diedro donde está el grado y la clave de la vía, tienes que pasarte al lado izquierdo sin perder altura ya que sinó como le paso a la Nuri el tema se complica bastante, una vez en el lado izquierda hay que cogerte a la presa muy buena para la mano izquierda y tirar fuerte para coger la de la derecha y ya está, el resto de la vía sobre todo la última pared es disfrutona.
Tiempo total 3 horas, ya que como siempre vamos con la calma y no vamos sobraos. Ah, no olvidarse de firmar en el libro que hay muy astutamente guardado dentro de un pote.





Como estabamos contentos por lo divertido de la vía y aún teníamos tiempo, decidimos hacer algua vía corta a la derecha de la Pared del Desvesó justo antes de las Taules de la Llei que es la zona de esportiva. Escogimos la vía 22 ya que comparte reunión con otro V y con un 6a, es una pared muy derecha pero muy bien equipada. Es una escalada muy sostenida, vas progresando sin dificultad pero con esfuerzo y como la vía es larguita al final estás justo de fuerza y de coco así que al final sufres un pelín. Son unos 23 mts. así que se puede hacer en simple aunque, nosotros la hicimos en doble y rapelando desde la reunión.

Al final de la jornada nos dirijimos a Ca l'Anglada reponer fuerzas, carn a la brasa y de vuelta a BCN a buscar los niños. En resumen Malanyeu es una zona muy recomendable y que sin duda volveremos ya que vías no faltan, solo esperar que no se masifique y pierda el encanto de la tranquilidad, ya que aunque parezca mentira estuvimos escalando solos en toda la pared.